Agentes_excelentes.png

¿Quieres comprar, vender o rentar una propiedad?

El asesor inmobiliario indicado puede hacer la diferencia.

El sistema RE/MAX, creado por Dave Liniger en 1973, fue diseñado para atraer y retener a los mejores asesores inmobiliarios del mercado, ofreciéndoles un ambiente profesional y enriquecedor en el que pueden trabajar con plena satisfacción.

Los asesores inmobiliarios de RE/MAX (que significa "Lo máximo en bienes raíces") dedican su tiempo, sus conocimientos, sus habilidades y su experiencia para ayudar a quien quiere vender o rentar a obtener el máximo dinero posible por su propiedad y a quien compra o renta a obtener la mejor propiedad por su dinero.

Estos son algunos tips para ayudarte a elegir tu asesor inmobiliario:

¿Qué preguntarle en la entrevista?

- Si estás vendiendo, pregunta al asesor inmobiliario cómo establece el precio al que se anunciaría tu propiedad. O mejor, pídele un Estudio Comparativo de Mercado que refleje el precio promedio al que se están vendiendo o se han vendido propiedades similares por la zona o por sus características.

- Pregunta al asesor inmobiliario qué acciones realizará para vender o rentar tu propiedad. Algunos de ellos preferirán primero visitar la propiedad y presentarte un plan de promoción específico para tu propiedad en una segunda entrevista. Pero si al asesor inmobiliario no puede sugerirte una estrategia adecuada cuando le preguntas, quizás te convenga elegir a alguien más como asesor inmobiliario.

- Pregunta al asesor inmobiliario qué tan seguido tendrás noticias suyas. Es importante que sepas cuándo y cómo te comunicarás con él para evitar falsas expectativas.

- Pregunta al asesor inmobiliario cuánto tiempo de experiencia tiene en el ramo, qué estudios ha realizado sobre la industria inmobiliaria, qué certificaciones tiene o si alguna marca lo respalda. El interés por la capacitación continua es un indicador de motivación y profesionalismo que garantiza la seguridad de tu patrimonio.

- Presta atención a las habilidades de comunicación de tu asesor inmobiliario, especialmente a su capacidad de saber escuchar. ¿Te interrumpe antes de que termines? No hay nada peor para un cliente que visitar propiedades que no le interesan porque el asesor no ha escuchado atentamente sus necesidades, o que tener una propiedad demasiado tiempo en el mercado porque no se ha fijado un precio competitivo o porque la promoción se ha dirigido a compradores no calificados.

    Si después de la entrevista no estás satisfecho con la personalidad, los conocimientos o la propuesta de servicio, agradécele el tiempo y busca a otro agente inmobiliario.

    Finalmente, recuerda que tu asesor inmobiliario es un experto en el tema a quien contratas para que te ayude a tomar decisiones correctas con tu patrimonio, pero que la última palabra la tienes tú.